ChallengeVG y próximos retos

Después de unos días de descanso retomo la rutina de entrenos. Estos días estoy cerrando las que serán mis carreras en la última parte de la temporada. En principio el 8 de septiembre correré como el año pasado el Extreme Man de Narbonne y el 6 de octubre el campeonato de España de Larga distancia.
Me he recuperado muy bien físicamente de mi segundo Ironman, se ha notado un año más de trabajo. Tanto durante como después de la carrera las sensaciones han sido muy diferentes a las del año pasado.
Emocionalmente parece que fue ayer la carrera, aún sigo disfrutando de lo vivido en la carrera y sigo sacando una sonrisilla de vez en cuando.

Se me han pasado los días volando pero aún tengo frescos los momentos vividos en la carrera.

Challenge Vitoria, así viví la carrera:

Según me acercaba a boxes en el pantano de Landa, el día iba amaneciendo. Comencé con los preparativos habituales antes de empezar una carrera, esto hizo que me centrara y me encontrara menos nerviosa que los días previos donde tenía más tiempo para darle vueltas a la cabeza.

calentando

A las 7:45 estaba delante de mi bici preparada en la cámara de llamadas para ir a la salida con mis compañeras. Un emotivo minuto de silencio en homenaje al trágico accidente de tren en Galicia abrió la carrera.

salida

En la natación la inglesa Ivette Grice se fue en solitario mientras que yo marché a mi ritmo. De vez en cuando notaba que llevaba a Arrate Mintegui a mis pies y Ana Casares no estaba segura si también vendría detrás.
Me encontré bien nadando, un poco solitaria, pero empecé a ver en las últimas boyas a algún chico y también los primeros chicos que salieron por atrás me alcanzaron. En el cielo comenzó a salir el sol y el paraje aún resultaba más encantador. Al girar la última boya me di cuenta de que con el sol también había salido el viento. Me abrí demasiado al girar la última boya e ir hacia la salida y me costó un poco salir.
Salimos en bici Arrate y yo a unos 7 min de cabeza de carrera. 180 km por delante con un circuito de 2 vueltas y media. Era una carrera larga y tenía muy claro que tenía que regular. La primera vuelta la hice a un ritmo bastante fácil pero según iba pasando el tiempo notaba que no tenía un día bueno, en principio me preocupé lo justo. En la segunda vuelta era momento de subir un poco el ritmo y no era capaz.

bici

Antes de llegar al cruce para girar hacia Salvatierra me pasó Ana, pensé que me venía bien para espabilar y coger una referencia pero poco poco se fue. Pensé que no tenía el día en bici y que además el viento me esta desgastando. Aún quedaba mucho y no tenía que despistarme, ni agobiarme, ni perder energía en balde. Me centré en mi hasta dejar la bici en la plaza de la calle Olagibel.

Me bajé de la bici y allí estaba la afición al pie del cañón, salí de la carpa vestida para correr. Los gritos y aplausos que sentía hicieron olvidar por un momento que me quedaba una maratón por delante. Poco a poco fui notando las piernas, notando como respondían para correr después de la bici y puse un ritmo.  Me encontraba genial, ligera, imaginaba que había esa posibilidad, que igual podría correr rápido ya que no me había podido zurrar en bici. Por momentos recordaba que estaba corriendo un Ironman que no era simplemente el triatlón de Vitoria y que tenía que concentrarme, comer y beber.

carrera

LLevaba un buen ritmo e iba fácil, pase la media maratón en 1h 30 min. Recorté mucho con mis rivales, en la tercera vuelta me hice con la segunda posición y hubo un rato que estaba 2,5 o 3 min por detrás de la primera y por delante de la tercera. A pesar de encontrarme muy bien ya notaba las horas y los kilómetros, me concentré en mi carrera, en seguir corriendo bien y en disfrutar con la gente que estaba allí apoyándonos.

Pero la primera posición, ya no dependía de mi, sino de que Ana bajara el ritmo. Al final hice la maratón en 3h:08 llegando a meta en segunda posición a 1′ 50″ de Ana. Había corrido muy bien, me había encontrado muy fuerte, disfruté como nunca me había podido imaginar que se podría disfrutar la maratón de un Ironman.  El circuito de Vitoria con esa afición hizo que la carrera a pie fuera muy especial. Acabé segunda, esprintando y muy satisfecha.

entrada meta

La idea de haber corrido en Vitoria era coger experiencia en la distancia y quitar un poco de miedo. La carrera se endureció por el fuerte viento, pero conseguí un sub-10h. Ahora a pensar en el próximo Ironman: Challenge Barcelona.

 

Victoria en el Extreme-Man de Narbonne

Estos días en Narbonne han sido perfectos para cargar pilas y dar el último empujón en la preparación hacia Calella.
Cinco dias en Narbonne playa en un bungalow a las orillas del mediterráneo, zona la cual a Rober y a mi nos atrae y nos relaja.

Hemos ido con tiempo, hemos hecho nuestros entrenos por la zona, como siempre allá donde vamos. Y hemos descansado todo los que nuestros vecinos fiesteros nos han dejado.
Que mejor manera de conocer rápidamente el pueblo al llegar, hacer una sesión de carrera a pie de 50 min por el paseo marítimo, por el puerto, y por las marismas…. en un momento decidimos que aquello nos encantaba. Al día siguiente entreno de bici con un increíble paisaje, mezcla de viñedos enormes y de mar. A la tarde nos acercamos a Narbonne ciudad a nadar a una piscina de 50 descubierta que estaba por lo menos a 29 grados (me encanta). Después un poco de turismo, ver el canal de la Robine y vuelta a nuestro bungalow. El viernes otro día parecido de entrenos tranquilos, disfrutando de la zona, del porchecito de nuestro bungalow, del mediterráneo…

El viernes por la noche fuimos a la pasta party y empezamos a meternos un poco en ambiente precarrera. El sábado dejamos todo preparado, reunión técnica, dejamos preparadas la bici y las bolsas en boxes y a descansar y dormirse lo antes posible que a las 5 de la mañana empezaba la jornada con la salida de la natación a las 7:30.

La mañana del domingo amaneció nublada. De noche nos acercamos a boxes, colocamos nuestros bidones e hinchamos las ruedas. Mientras  amanecía calentamos un poco y nos pusimos el neopreno.
Nos acercamos al agua y dio la hora. “Suerte Rober y ten cuidado”, “Suerte Guru y pásatelo bien” En las últimas carreras hemos concidido Rober y yo, tenemos elmismo objetivo al final de temporada.

Pistoletazo de salida: empiezo torpe, cuesta llegar a donde cubre. Cuando dejo ya la primera boya empiezo a nadar y dejo de pelearme con los de alrededor. Era un circuito de dos vueltas asi que toca hacer el torpe dos veces. Cuando salgo del agua veo que hay dos chicas cambiándose, no se en que posición salgo. Cojo la bici y poco a poco empiezo a remontar posiciones. Era un circuito de tres vueltas con un llano muy rápido y una subida de unos 4 km. Había empezado a llover y había que tener cuidado en las bajadas. Me encontraba bien y estaba yendo bastante fuerte. Me bajé a correr y vi que iba en primera posición. Había que mantenar esa posición. Me crucé con Anna Rovira que se había puesto 2ª. Más o menos calculé que estaba 2 kilómetros por detrás. Cada vez que me cruzaba me animaba. Empecé a cruzarme con Rober, los dos ibamos bien. Poco a poco nuestras caras se iban transformando. La última vez que me crucé con Rober ya iba desencajado y yo pensanado que qué bien, hoy lo ha dado todo.  Yo llegué un poco vacía a la última vuelta pero corrí bien. Al final conseguí la victoria y buen test para Calella.

Foto: Triatlonchannel

A las 15h entrega de premios. Benoît (el organizador) nos trajo Champán para tirar. De repente nos animamos nos pusimos perdidos y al final lingotazo a la botella!!

Un poco de playa después del ajetreo y seguido nos pusimos una buena merienda-cena.

Ya estoy de vuelta. Hoy nos hemos juntado con Ciro para hablar de lo que nos queda. Un par de días de recuperación suaves y vuelta a la carga. Último achuchón para el Challenge.

Triatlón de Pareja

Este fin de semana he corrido el triatlón olímpico de Pareja en Guadalajara. Quería correr una prueba más corta para competir. Hasta el jueves por la noche pensábamos que el triatlón era sin drafting, pero a última hora nos dimos cuenta de que la carrera se podía ir a rueda. Llevaba desde el duatlón de Gernika sin tocar la bici de carretera. Tuve que ir a buscar a casa la G5 ya que no la tenía en Vitoria y ajustarla.

El viaje a Guadalajara resulta un poco largo pero hemos cogido el truco para amenizarlo. La sierra de Cameros en La Rioja hace que el viaje sea más entretenido, me resulta un sitio muy bonito y luego ya pasando Soria tenemos unas piscinas fichadas en el pueblo de Almazán donde se come bien y se está  muy agusto.
Una vez en Pareja, resultó el pueblo perfecto para ir de furgoneteo, lago, merendero, piscina… A la noche nos juntamos con Aimar y Maider, pasamos un rato de cena y charloteo y a dormir.
Al día siguiente nos lo tomamos con tranquilidad. Con eso de que ya estábamos allí nos despistamos un poco con el reloj y luego toco ponerse las pilas.

Mi objetivo en la carrera era ir fuerte, hacer un buen entreno. Sobre todo quería nadar un poquito mas rápido que otras veces. La carrera iba ser con drafting y tenía que espabilar en el agua. Pero no me salió la natación que creo que estoy entrenando. Hice una bici fuerte, pero se me quedó corta. Hacía tiempo que no corría una carrera con drafting. Por una parte me pareció muy divertida y por otra un desastre. Y corriendo, pues confiando en que según pasaran los kilómetros me iría encontrando en mi terreno. Acabé muy fuerte y contenta de casi llegar muy delante. Al final 4ª.

En la meta nos juntamos los cuatro furgoneteros y a la pisci a darnos un baño. Entrega de trofeos mientras se hace una paella tremenda. Acabamos todos los participantes comiendo la paella sentados en la plaza del pueblo.

A la vuelta, aprovechando que el domingo tenía descanso, nos quedamos en la sierra de Cameros. Visitamos Ortigosa y dormimos en el club náutico del Rasillo.

Otra carrera que haré será el día 9 de septiembre, el Extreme Man de Narbonne (1/2 Ironman) y para finalizar, el día 30 se septiembre se celebrará el campeonato de España de LD. Este es mi objetivo y en ello estoy.